Con la cámara a cuestas

Hacer más fotos: creo que fue uno de mis propósitos para este 2011.

Y no lo estoy cumpliendo del todo, todavía hay  muchos días en los que la cámara se queda en casa por pereza o por creer que allí donde voy no va a haber nada que merezca la pena ser fotografiado. Craso error. De casi todo se puede sacar una buena imagen, sólo hace falta encontrar un buen ángulo, una buena historia.

Aquí os dejo las últimas fotos que hice por Barajas, en un fin de semana casero, en el que me lleve la cámara pensando en hacer algunos retratos familiares y de amigos, y que finalmente sólo aproveché durante un ratillo de espera por la terminal. Lo dicho, todo un despropósito.

 

 

 

Encantada de leer tus comentarios. Déjalos aquí..

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close