{Fotografía de producto} : cómo hacer mejores fotos de tus creaciones

Me considero una persona bastante visual.

Un blog me suele atraer no sólo por sus contenidos sino también por sus diseño y sus fotos. Un hotel me acaba convenciendo por las fotos de su página web (aunque no siempre tengan que ver con la realidad). Al comprar por Internet las imágenes juegan para mí un papel principal. Si no puedo tener el producto en mis manos lo primero que busco son imágenes que me ayuden a hacerme una idea de como es en realidad.

Todo sabemos eso de que una imagen vale más que mil palabras. Especialmente en el comercio online, la calidad de las fotos de los productos son clave a la hora de realizar una venta.

Tanto si vendes tus creaciones en Etsy, en Artesanio o en Ebay o si las promocionas en tu blog o en tu página de Facebook, es fundamental que tus fotos reflejen no sólo la calidad y originalidad de tus productos, sino también su tonalidad, textura, forma y tamaño. Por un lado deben ser imágenes que transmitan las propiedad objetivas del producto, pero también las cualidades y el estilo asociados a la marca que los produce, tu marca personal.

Buenas fotos no sólo harán que las personas se interesen más por tus productos, sino que también ayudarán a que tu trabajo sea reseñado en blogs especializados o en Pinterest, no sólo porque tus creaciones gusten, sino también porque tus fotos son visualmente atractivas.

Ruffle and Stuff Blog

Pero vayamos por partes: entonces, ¿qué es lo que necesitamos para hacer fotos tan bonitas como las de otras tiendas y blogs? ¿Cómo podemos mostrar la verdadera calidad y las cualidades de nuestros productos?

Empezando por el principio: la cámara

Vale, esto es obvio, pero lo incluyo más que nada para desterrar la idea de que es absolutamente necesario comprarse una super cámara reflex con no sé cuantitos megapíxeles y un objetivo de focal fija super luminoso. Tampoco os voy a engañar, un equipo así ayuda bastante, pero con una cámara mucho más modesta también puedes conseguir buenas fotos.

Hoy en día hay cámaras compactas en el mercado con programas específicos para primeros planos en los que el fondo queda desenfocado (ese bokeh que tanto gusta) y el objeto en primer plano enfocado (el efecto que con frecuencia buscamos para resaltar el producto en venta).

Luz

Lo más recomendable es hacer tus fotos con luz natural, eso sí, intenta que no sea la luz directa del sol, sino que esté tamizada por una cortina o con un difusor casero. Los rayos directos del sol hacen que aparezcan sombras y reflejos muy marcados.

Para compensar la luz lateral, puedes utilizar un reflector opuesto a la fuente de luz para evitar que una zonas queden más iluminadas que otra. Los reflectores caseros (como los que nos enseñan en el blog “Capturando Momentos“) dan muy buen resultado y son super baratos. Si las condiciones de luz no son las óptimas y la luz es más bien insuficiente, puedes usar un trípode para evitar que las fotos queden movidas.

En caso de que tengas/quieras usar luz artificial, en Internet hay multitud de tutoriales donde nos enseñan a construir nuestra propia caja de luz (“light box” en inglés. Si os interesa podéis echar un ojo a esta recopilación publicada en dZoom.

Elegir el fondo adecuado

Un fondo que no sea demasiado llamativo y que sea preferentemente liso nos ayudará a centrar la atención en el objeto principal de la imagen: tu producto.

Las posibilidades son infinitas: retales, cartulinas, paneles de madera… Aunque en muchas fotos veamos fondos totalmente blancos, prueba y busca tonos que realcen y combinen con el objeto que quieras fotografiar.

diy gold leaf paper mache bowls product photography example

Kelly Murray “Art and Design”

Bueno, pues ya tenemos nuestra cámara, hemos buscado un lugar en casa donde la luz es suficientemente buena y tenemos ya un fondo elegido. ¿Y ahora qué? Bueno, pues ahora es el momento de comenzar a hacer fotos. Aquí también deberías prestar atención a los siguiente puntos:

Composición

Las reglas de composición que normalmente tenemos en cuenta en otro tipo de fotografía, también son importantes para la fotografía de producto. La regla de los tercios, el espacio negativo..Todas ellas ayudarán a que nuestras fotos se vean mucho mejor.

Intenta no centrarte en un un único punto de vista, prueba distintos ángulos, haz primeros planos, tomas más amplias, prueba distintas alturas. Seguro que te sorprendes de lo mucho que puede cambiar la imagen alejándote o acercándote unos pasos o subiéndote a una silla y probando el ángulo cenital. Además, mostrando el producto desde distintos ángulos te aseguras de que el posible comprador tenga más información (tamaño, textura, colores, acabados..) para finalmente realizar la compra.

Estilismo

El estilismo es fundamental para crear imágenes visualmente atractivas. Aunque una foto tenga una composición correcta, haya suficiente luz y los tonos se correspondan a los reales, las fotos “con algo más” siempre ganan puntos. Y ese “algo más” es el contexto. Incluye elementos complementarios a tu producto que añadan algo más a tu foto sin restarle protagonismo al objeto principal. Por ejemplo, si quieres transmitir un aspecto natural puedes incluir algún trozo de madera, hierbas o piedras.

product photo soap jabón

DancingMooney by Etsy

Imágenes informativas

Las fotos que incluyes no deben ser simplemente un elemento visual sino que también deben proporcionar información relevante para la persona interesada en tu producto. Intenta incluir fotos que ayuden a identificar el tamaño real del producto (quizás en relación con otro objeto incluido en la foto), sus proporciones, su textura, su utilización. En el caso de ropa y complementos siempre es interesante hacer alguna foto con un(a) modelo. Debemos intentar que la persona que vea nuestras fotos sea capaz de imaginarse el resultado final del producto: cómo queda ese pañuelo puesto, el efecto de esos cojines en un sofá, las posibilidades de enmarcado de una ilustración.

exaple product photo socks calcetines

RGIdeas en Etsy

Como siempre, la mejor forma de aprender y mejorar es observando y practicando. Fíjate en las fotos de tu tienda favorita o de ese blog tan molón que lees todas las mañanas. Intenta identificar lo que te atrae de sus fotos y tómalo prestado como inspiración.

A parte de las fotos que he ido incluyendo en este post, he creado un panel en mi cuenta de Pinterest con más fotos de productos, la mayoría de tiendas en Etsy, que espero os sirva de fuente de inspiración para futuras sesiones. Por cierto, si conocéis alguna tienda o blog donde las fotos de sus productos os llamen especialmente la atención, lo podéis compartir en los comentarios para que tod@s aprendamos un poquito más :).

Bueno, pues hasta aquí esta breve introducción a la fotografía de producto, el primer post oficial en el nuevo blog. Espero que estos consejos y truquillos os sirvan para hacer que vuestras tiendas y blogs mejoren visualmente. Y ahora: a hacer fotos que muestren vuestras maravillosas creaciones para que tod@s las podamos disfrutar!!

Encantada de leer tus comentarios. Déjalos aquí..

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close