Lomo – ЛОМО

Y no es que vaya a hablar del afamado bocata de lomo, queso y pimientos, sino sobre una pequeña cámara automática soviética que paso de ser una baratija en un mercadillo a un negocio fructífero y toda una tendencia artística dentro del mundo de la fotografía.
La lomografía es básicamente hacer fotografías con una cámara compacta soviética LOMO LC-A de la marca soviética ЛОМО que, aunque técnicamente no es ninguna maravilla, los resultados son fotos más saturadas y con un pequeño marco oscuro en el borde, lo que se denomina viñeteado.
En principio, al ser una cámara con gran sensibilidad a la luz no es necesario el uso de flash, no obstante, yo he visto varios modelos con flash incorporado,incluso en las últimas versiones con flash coloreado, para dar un toque mas interesante a nuestras imágenes.
Esto de la lomografía, tal y como hoy lo conocemos, apareció a principios de los 90, cuando una pareja de estudiantes austriacos durante un viaje por la antigua Checoslovaquia compraron un par de cámaras LOMO en un mercadillo. En ese momento las cámaras soviéticas perdian terreno con respecto a las nuevas cámaras asiáticas de menor coste, con lo que las cámaras en cuestión les debieron salir por un precio irrisorio.
Durante su viaje realizaron fotos sin prestar mucha atención al encuadre, a la luz o al enfoque, dado que las cámaras que habían comprado tampoco les permitían demasiados cambios. Al revelar las fotos encontraron fotos enfocadas, desenfocadas, saturadas, quemadas por la luz, movidas…Esto que a muchos les parecerían tan sólo unas malas fotos, para ellos fue todo un descubrimiento: una forma de expresar el dinamismo de una situación, la intensidad de la luz del mediodía, los colores saturados en un paisaje…

Viendo sus posibilidades decidieron comercializarlas, en un primer momento trayendo el material clandestinamente desde la URSS. También se fundó la primera Sociedad Lomográfica en Viena y a partir de ahí un desarrollo impresionante hasta nuestros días.
Se han creado nuevos modelos y complementos, ha habido multitud de exposiciones y las comunidad virtuales relacionadas con la lomografía son muy numerosas. Eso sí, ahora el precio de una de estas cámaras difiere mucho de lo que sus descubridores tuvieron que pagar, pero ese el precio de la fama y las tendencias.
Yo sólo he tirado algunas fotos con un modelo “ojo de pez” y la verdad los resultados son bastante curiosos. Muy recomendable, como el bocata de lomo con queso y pimientos a las 12 de la mañana.

Encantada de leer tus comentarios. Déjalos aquí..

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close