{México}, sus gentes y mi miedo a hacer fotos a desconocidos

Antes de viajar a México tenía ya algunas ideas sobre “mini” proyectos fotográficos a realizar durante mis días de vacaciones. Y uso el pasado cuando igual debería usar el presente, porque aún los tengo en mente. Ahí están, en standby esperando pacientemente.

Me siguen pareciendo ideas interesantes, aunque están de algún modo bloqueadas por ese miedo o vergüenza, no sé muy bien como describirlo, a hacer fotos a desconocidos. Como os podéis imaginar estos proyectos giran en torno a retratos de personas que vaya encontrando englobados en una determinada temática.

robado corona abarrotes mexicoA la hora de hacer un retrato a un desconocido podemos optar entre hacer la foto sin que la persona se dé cuenta, quizás la mejor opción cuando queramos captar una situación cotidiana sin que pierda su naturalidad, o hacer un retrato con su consentimiento.

robado zacatecas iglesia

robado san cristobal de las casas chiapas méxico

Yo hasta el momento me he limitado a la primera opción. Pero como no me gusta callejear con un teleobjetivo y suelo llevar puesto el 35mm (o quizás el 50mm, según el día..), eso me obliga a tener que acercarme mucho a la persona en cuestión y al final, casi en el 90% de las ocasiones, ésta se ha dado cuenta de lo que pretendía. Vamos, que no soy una buena cazadora de robados.

robado san cristobal de las casas chiapas méxico

Y luego claro, me pongo a ver fotos como las que publican en el grupo de Flickr “100 Strangers” y siempre pienso que la próxima vez sí, que me lanzo y le pregunto a ese señor mayor o a esa chica de pelo imposible si le puedo hacer un retrato. Y en ocasiones creo que no es tan difícil, pero cuando tengo que hacerlo, la cámara se queda pegada a mis manos, sonrío y hago como que estaba mirando a otra cosa. Ridículo, realmente ridículo.

robado san cristobal de las casas chiapas méxico

Así que en parte este post es para dejar constancia de las oportunidades perdidas, para leer en los comentarios que a vosotr@s también os pasa (cosa que en parte me aliviaría. Ya se sabe: mal de muchos..) y para, espero algún día, echar la vista atrás releyendo estas líneas y reírme de lo cagueta que era a la hora de acercarme a alguien, conversar un ratito, pedir permiso y hacer click!!.

Encantada de leer tus comentarios. Déjalos aquí..

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close