Cómo mejorar el contenido de tu blog sin publicar nuevos posts

Si te ocurre como a mi y últimamente, no encuentras con facilidad el tiempo o la inspiración para redactar nuevos posts, pero no quieres abandonar a tu “pequeño” sin más durante meses, aquí te dejo algunas opciones que no requieren de una gran inversión de tiempo pero que mejoran sin duda el contenido de tu blog.

Ya hablaba aquí sobre la importancia del contenido en nuestro blog y como muchas veces no vale sólo con que un artículo esté bien redactado, sino que el formato que le demos y como lo “aderecemos” mejorará la experiencia de quien se pase por nuestro blog. Los consejos de más abajo no necesitan de una gran planificación y podéis ponerlos en práctica en cualquier ratito libre que queráis dedicar a vuestro blog.

all my blogging contenido mejoras

Arregla esos enlaces rotos

Ahí estás, leyendo un post super-interesante donde te enlazan la solución al problema que te lleva dando quebraderos de cabeza varios días y al hacer click..puff, error 404 , Page Not Found!! 🙁

Para tener a raya los enlaces rotos en nuestro blog hay varias opciones. En WordPress, como en mi caso, hay plugins que escanean periódicamente los enlaces de nuestro sitio web y nos listan aquellos que dan problemas para que podamos sustituirlos o eliminarlos. Yo uso desde hace algunos meses este Broken Link Checker, y aunque todavía tengo links pendientes, he reducido casi a la mitad enlaces rotos.

Otra opción es usar algún servicio web que realice un escaneo parecido buscando enlaces rotos en nuestro site. Por ejemplo este recomendado por Srta. Limón.

Mejora tus imágenes

Y no me refiero a hacer algún curso de fotografía para mejorar nuestras fotos o cacharrear durante horas con el Photoshop o con GIMP para volver a editar imágenes ya publicadas en el blog, que también son opciones válidas. La idea es más bien mejorar las imágenes ya publicadas para que se carguen más rápido al visitar nuestra página o para que sean más fáciles de encontrar en Internet. Dos consejos muy sencillitos:

    • Reduce el tamaño de tus fotos y adáptalas al diseño de tu blog. En mi caso intento no subir fotos muy grandes (generalmente de unos 800px en su lado más ancho). He elegido ese tamaño porque es suficiente para rellenar la columna central del blog donde aparecen los posts. Al incluir fotos más pequeñas y más ligeras la experiencia al visitar nuestro blog será más fluida y el tiempo de carga de las páginas se reduce considerablemente.
    • Incluye un título y una descripción en tus imágenes. Los términos incluidos no aparecerán directamente en tu blog pero sí serán utilizados , por ejemplo, a la hora de hacer búsquedas desde Google.

Relaciona tus contenidos

Para relacionar los contenidos de tu blog hay varías técnicas posibles:

    • En primer lugar crear una clasificación que se adapte a la temática del blog y que facilite navegar entre posts. Este índice o árbol de contenidos lo podemos incluir en un menú lateral para que sea visible y de fácil acceso.
    • Otra opción sería crear accesos directos a aquellos temas que son más relevantes o que tienen un mayor número de entradas. Por ejemplo, yo creé hace tiempo una página para agrupar todos los post sobre blogging.
    • Al final de cada post se puede incluir enlaces a contenidos relacionados. Yo utilizo esta opción de Jetpack que realiza la selección automáticamente basándose en el título y los tags del post en cuestión y que crea un enlace con imagen para cada uno de los post seleccionados.

Actualizar es de sabios

Seguramente os haya pasado que después de meses o años de haber publicado un post veis algo en Internet que tiene que ver con el tema sobre el que habéis escrito (un nuevo artículo al respecto, una foto chula..). En ese caso yo os recomendaría actualizar la entrada original e incluir esa nueva información. Primero porque seguramente no sea algo tan extenso que “merezca la pena” escribir un nuevo post al respecto y segundo, porque, desde mi punto de vista, el contenido de un blog debe ser algo dinámico y que se actualiza con el paso del tiempo. Como la reedición de un libro pero mucho más rápido.

Y hasta aquí estos mini-consejos. Sé que hay muchos más que me he dejado en el tintero y espero leerlos en vuestros comentarios ;).

Y vosotr@s, ¿preferís dejar el blog totalmente parado cuando no encontráis tiempo o ganas de escribir o intentáis mejorar cositas aunque sea sólo cosa de 15 minutos?

Buena semana a tod@s!!

Encantada de leer tus comentarios. Déjalos aquí..

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close